lunes, 1 de diciembre de 2014

El afortunado Dr. Félix

Llegada al hospital Cantonal de Ginebra del médico cubano contagiado con Ébola en Sierra Leona

Por Aday del Sol Reyes


De 15.000 que se ofrecieron como voluntarios, solo 256 fueron los "afortunados" elegidos, publicaba la AP el 22 de octubre pasado cuando un grupo de médicos conversó con la prensa internacional en La Habana antes de viajar a varios países en África Occidental.

Quizás muchos no lo entiendan, pero la fortuna para los médicos cubanos es sinónimo de solidaridad y prueba de ello son los 23 mil 158 médicos y paramédicos que se encuentran ahora mismo en 25 países de América Latina y el Caribe.

En medio de la alarma mundial sobre el peor brote de ébola que se haya conocido en la historia, los médicos cubanos están dispuestos a viajar a África Occidental y tratar de curar a los enfermos. Conocidos como el "ejército de batas blancas", hablan del sentido del deber y están dispuestos a asumir los riesgos. Estos son los ejemplos más recientes de la diplomacia médica de Cuba., anunciaba el reporte de AP.

Sobre la "diplomacia" médica cubana pienso, como escribí en un artículo reciente,  que algunas grandes potencias deberían imitar ese tipo de "diplomacia" a la cubana y no imponer la diplomacia de la guerra, el saqueo y el hambre, que hace años aniquila a los habitantes de África, aunque esa "epidemia" no tenga nombre científico ni vacuna que la erradique.
 
El deber y coraje de los médicos cubanos (aunque algunos prefieran llamarle diplomacia) se evidencia en las palabras del médico cubano Leonardo Fernández antes de partir cuando expresó también a la AP: "sabemos todo lo que puede pasar. Sabemos que vamos a un medio hostil. Sabemos que vamos compartir codo a codo con otras nacionalidades. Pero es nuestro deber, así hemos sido formados".

Para llamarlos como gusten, la "diplomacia" médica cubana consiste en salvar vidas aunque se arriesgue la propia, como es el caso del "afortunado" Dr. Félix Báez Sarría, contagiado con Ébola en Sierra Leona, que a pesar de responder bien al tratamiento que recibe desde Ginebra y que los resultados de los últimos análisis son esperanzadores,  aún no está fuera de peligro.


De acuerdo con la "diplomacia" médica cubana está también Alejandro Báez, hijo mayor del Dr. Félix, quien enviara a CubaSí dos mensajes sobre la decisión de su padre de combatir el ébola en África y los cuidados recibidos desde Ginebra así como una sencilla pero emotiva entrevista que concedió al sitio y que aprovecho para compartir con los lectores de este blog.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...