lunes, 22 de junio de 2015

Se acaba el agua, ¿oportunidad de negocios?

Bill Gates probando el agua que produce su planta
Por: Aday del Sol Reyes


La Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA por sus siglas en inglés) advirtió que un tercio de los acuíferos subterráneos mundiales se agotan a un ritmo "alarmante", según datos analizados por sus satélites.


El estudio señaló que 13 de las 37 mayores reservas subterráneas del planeta (que surten de agua al 35 por ciento del mundo) perdieron más agua de la recibida en un término de 10 años (2003 hasta el 2013).


Y mientras la NASA nos lanza la noticia que el mundo se quedará sin agua -si seguimos como vamos- hace precisamente unos pocos meses atrás el famoso multimillonario Bill Gates anunció que financia un proyecto de ingeniería, capaz de convertir las heces fecales en agua potable.


Ya tiene la primera Planta (Omniprocessor) a prueba en el norte de Seatle y hasta se tomó su primer vaso de agua, la que consideró "deliciosa y segura", según un video que colgó en su blog.



La máquina procesa los desechos de 100.000 personas para producir hasta 86.000 litros de agua potable al día y un total de 250 kw de electricidad para dotar de luz a la comunidad en la que está instalada.


Como parte de su estrategia publicitaria, el fundador de Microsoft se presentó en el show del conductor y comediante Jimmy Fallon, al que desafió a beber un vaso de agua de entre dos supuestas opciones, uno que sería de una botella de agua y otro con la generada a partir del Omniprocessor, sin que Fallon supiera que  ambos vasos contenían agua que, horas antes, eran heces humanas.



Después del momento humorístico Gates explicó a la teleaudiencia la importancia y necesidad de esta Planta: “Hoy, en muchos lugares que no cuentan con modernos sistemas de alcantarillado, los transportistas toman los residuos de las letrinas y los vierten en el río u océano más cercano, o en una instalación que en realidad no trata los residuos. De cualquier forma, a menudo termina en la red de suministro de agua".



Las estadísticas, en este sentido,  le dan la razón: 700.000 niños mueren cada año a causa de las enfermedades ocasionadas por deficientes condiciones de salubridad. Por ello,  la Planta, financiada por la fundación filántropica Bill y Melinda Gates, está pensada para países en desarrollo, especialmente en África, que no cuentan con infraestructura necesaria para obtener agua potable.



¿Guerras por el agua?




Los expertos, sostienen que el agua (H20) será la razón fundamental de las futuras guerras entre naciones debido a que los recursos hídricos disminuirán continuamente a causa del crecimiento de la población, de la contaminación y del previsible cambio climático.



De acuerdo con un informe de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo de los Recursos Hídricos, los efectos de la crisis mundial del agua, cobrará en los próximos años proporciones sin precedentes: "Ninguna región del mundo podrá evitar las repercusiones de esta crisis que afecta a todos los aspectos de vida, desde la salud de los niños hasta la capacidad de las naciones para alimentar a sus ciudadanos”, señala el documento.



Con estos truenos el invento que hoy lanza al ruedo Bill Gates: una máquina que somete el estiércol a elevadas temperaturas hasta que se evapora, luego procesa ese vapor, lo purifica, lo enfría y finalmente lo convierte en agua lista para beber es además de novedosa muy oportuna.



"Si lo hacemos bien, será un buen ejemplo de cómo la filantropía puede proporcionar capital inicial que haga que personas brillantes trabajen en grandes problemas, y con el tiempo, creen una industria auto sostenible", asegura el famoso empresario. 



Posiblemente nadie ponga en dudas la brillantez de esas mentes y sobre todo la del propio Gates, con un capital de US$81.000 millones de dólares, que lo convierten en uno de los más ricos del mundo y parte de ese 1 % que para el 2016 - por primera vez en la historia-  sobrepasarán un 50 % de la riqueza del mundo , según el informe publicado por La ONG Oxfam Intermón.


Dicho informe actualiza las estadísticas sobre la desigualdad y el dato ampliamente citado en 2014 de que “las 85 personas más ricas del mundo tienen la misma riqueza que la mitad más pobre de la población mundial”.


Sin embargo, si somos justos hay que decir que Bill Gates no solo tiene fama de multimillonario también es reconocido por su gran generosidad.  Su fundación ha entregado alrededor US$30 mil millones en donaciones desde su creación en el año 2000, destinadas fundamentalmente a la salud y el trabajo educacional, aunque estos amables gestos disminuyen considerablemente el impuesto que tiene que desembolsar anualmente.



Ahora solo queda preguntarse,  si en un escenario donde los abastecimientos de H2O disminuyen y la demanda crece a un ritmo insostenible, el filántropo Gates que, como el Rey Midas, todo lo que toca lo convierte en dólares, llegará al punto de no comercializar la máquina "milagrosa" que transforma nuestros excrementos en agua potable.  Porque si bien es cierto que el invento eliminaría el peligro que representa las fuentes de agua contaminada aún no tenemos la certeza,  que la  producida por el Omniprocessor: "deliciosa y segura",  llegue algún día a la boca de los 700. 000  niños africanos que mueren anualmente por esta causa o si solo será otro buen negocio.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...