domingo, 20 de mayo de 2012

Los sindicalistas del billete reclaman sus derechos

Aunque la contrarrevolución cubana se empeña en mostrarse como un ente unido, la realidad es bien distinta. Una prueba reciente de que la única causa que realmente la une es el beneficio económico es la carta que le enviara Maybel Padilla, autotitulada presidenta del Consejo Unitario de Trabajadores Cubanos  CUTC le enviara a Pedro Pérez Castro, presunto secretario General de la STC.
La carta, que ha circulado por correo electrónico, además de demostrar las ansias de  protagonismo de los cabecillas de unas organizaciones a las que nadie conoce, deja claro que la única causa que realmente los une es la de la llenar sus bolsillos con el dinero que reciben de los creadores de tales grupúsculos.
Las contradicciones entre los grupos anticubanos radicados en el exterior y su contraparte interna no son nada nuevo. Los de afuera (en Estados Unidos, República Dominicana y España, principalmente), se quedan siempre con la mayor parte de los fondos que el gobierno estadounidense o sus aliados facilitan para los proyectos subversivos anticubanos.

 Texto íntegro de la carta
Estimado Pedro:
3 de Abril 2012

Saludos  a todos

Desde  la década del 90 del siglo pasado  la STC nos    representó, primero UD como Secretario de Relaciones Exterior y posteriormente como Secretario General. Fue intermediario de los recursos destinados por la CNV  al CUTC, de  los cuales a Aimée le daban  15.00 US dólares mensuales y a mí veinte, hasta hacer el Anteproyecto de Código de la Mujer y de Administración de Justicia Laboral, que fue treinta durante dos meses, porque el 18 de marzo PPablo fue preso.

Luego la ayuda la mandaban a casa de Roca, donde la buscábamos  el Dr. Y yo,  incluyendo a las esposas de los prisioneros. Lo propuso  como Asesor del CUTC y no estuvimos de acuerdo.


Nos  dijo que integráramos en la lista de los presos a Alfredo Fernández Sainz y otros, que no han dicho una palabra de agradecimiento al CUTC por la  ayuda ininterrumpida hasta que salieron de Cuba. Los pusimos en la lista, ojalá lo hubiéramos podido hacerlo  con los 75, pero sabe que no eran del CUTC.

Supimos que  lo asignado al CUTC por la  CNV  era 16 mil Euro anuales, cuando vino a Cuba  Carlos Molina, de la CNV  en América Latina,  año 2004, e hicimos  el plan  de presupuesto y evaluación (PSE) donde se planifica lo correspondiente a cada uno, actividades y demás. Los miembros del CUTC  saben lo que le corresponde,  a nadie se da menos, sí más si presentan problemas imprevistos. Lo anterior a 2004 es historia que no vale la pena sacar a relucir.

Durante esos años en la arena internacional Siro del Castillo recibía  informes sobre los presos  y  nosotros sus escritos; fue quien más nos tenía al tanto de las gestiones    relacionales con los mismos y la OIT. De 2003 al momento a  los eventos internacionales iban ustedes, por no poder salir de Cuba nosotros.

Los tiempos han cambiado. Queremos que la voz se escuche desde Cuba, aunque sea mediante escritos, pero que sean nuestros. Por ello no  queremos representación, Cuba no se va a escuchar si no estamos presentes; de hecho en el congreso de la CSA  no va a personificarnos nadie, si no podemos ir.

Se  ha escrito a nombre del CUTC/ STC sin nuestro conocimiento ni consentimiento, sobre lo cual le hicimos nuestras consideraciones en su momento oportuno, siempre reiterando la necesidad de que los escritos salgan del contexto cubano, donde se originan los conflictos; sin embargo nos han obviado y  prescindir de ellos,  al no solicitarlos y no conocer nosotros de todos los eventos ustedes participan y se leen informes sobre Cuba, desconociendo   lo que se habla de ella, salvo excepciones.

Nos  pasamos  meses sin un escrito de la STC, salvo días señalados  con una tarjeta postal; falleció la tía del Dr. Leblanc y tan siquiera una llamada telefónica ni por causa de pésame; era evidente la falta de  comunicación, en contraposición con las actuales reiterada desde el congreso de la CSA, el cual conocimos por Internet. 

Nos  cansamos. Es  el resultado de años de lucha, desengaños y decepciones,   de aislamiento, sin un correo donde relacionarnos con las organizaciones internacionales a las cuales pertenecemos como CUTC/ STC. El  control de las comunicaciones  no está en nuestras manos. Vivimos en el ostracismo mediático sin saber lo que se dice a nombre nuestro, ni lo que esas organizaciones concluyen sobre Cuba, ni se oye  que queremos decir nosotros. Sobre los eventos se informa en unos casos y en otros los desconocemos, en el caso de la CSI pero no directamente de ella.

Nos sorprendió negativamente conocer las cartas realizadas a nombre del CUTC/ STC al reino de Swazilandia y al ministro de Egipto y no solidaridad con los sindicalistas independientes y a la  CTC sobre sus reiteradas violaciones de los derechos humanos y laborales, hostigamiento, represión y cuantos epítetos se atribuyan.

En esa ocasión  dimos  conocer nuestro desacuerdo con escritos  a nuestro nombre, menos enviados a Estados foráneos, cuando no se mandaban  a Cuba, donde somos perseguidos y hostigados. Su respuesta fue la existencia de un documento de la CSI  que mandaba a hacerlo en solidaridad con los Estados miembros. Le  solicité el mismo sin resultados.

Le  expresé en un e-mail  que la CSI no podía  mandarnos a hacer nada sin contar con nosotros, que estamos aquí.  Si  era por  solidaridad, como me hizo saber,  primero que Egipto y el reino de Swazilandia estamos nosotros. 

Nos cansamos de que el  CUTC se utilice sin consentimiento de sus miembros, consecuencia de estar en la CSI  en conjunto no solos, lo cual  ha traído por consecuencia   que las relaciones de dicha organización no la tengamos, a pesar de correspondernos  por estar aquí.

No  es un criterio personal, es una carta muy meditada y que nos han obligado a realizar, ante la insistencia con el congreso de la CSA. Como conocemos que la va a leer o enviar a quienes entienda,   el Dr. y yo hemos tratado de ser firmes en lo que exponemos, a la vez que realizada con el mayor respeto. Se ha  reiterado  que no hay representación del CUTC en la CSA, nadie va a ir a nuestro nombre, a menos de conseguir asistir.

Como sabe, creamos la Coalición Sindical Independiente de Cuba, la cual ha podido poner en el banquillo de los acusados a la OIT. Con ella  no están de acuerdo, según documento público emitido el 6 de abril de 2010, dado  en Miami, intitulado  Una rectificación justa y necesaria,  firmada por ud. y PPablo, en cuyo párrafo final dice (y cito): Por lo tanto, ratificamos categóricamente que es de todo punto  inaceptable  tal Coalición,  no representativa de los trabajadores cubanos. Que ha sido una burda maniobra para quebrar nuestras instituciones.

Con dicha Declaración no estuvimos ni estamos de acuerdo, por una razón obvia; somos quienes podemos decidir lo que se haga en Cuba. En el mismo se duda de la existencia de sindicalistas independientes. En dicho escrito se deja claro que en Cuba  no hay sindicatos independientes, poniendo en tela de juicio  al CUTC, la CONIC y a la CTIC.

Somos  miembros del Consejo de Trabajadores del Caribe y no tenemos relaciones directas con el mismo ni qué hacen. Estamos asociados a la Universidad de Trabajadores de la América Latina y al  Instituto Latinoamericano de Cooperación y Desarrollo  ILACDE y no tenemos comunicación con ellos, recibimos algunos documentos pero ningún asesoramiento ni conferencia que necesitamos, dadas las circunstancias.

Más conocimiento teníamos con   Eduardo García Moure, cuando el CUTC pertenecía a la CLAT.

No somos quienes estamos en esta parte del mundo  los que nos  relacionamos con los organismos internacional, ni recibimos el  beneficio de la escucha. Estamos  necesitados de intercambios directos, relaciones que los ilustren sobre la realidad cubana,  sindicato, cuentapropismo, propiedad privada, etc.,  que hemos ido aprendiendo al asistir a conferencias impartidas por otros que tienen la amabilidad de invitarnos, para conocer cómo es el sindicato fuera de Cuba, entre otros temas relacionados.

El  CUTC no participa en las reuniones de la OIT, ni Ginebra, ni la ONU y  organismos del Consejo de Derechos Humanos. Es cierto que en junio, hace años,  Siro nos enviaba un diario de lo acontecido en el mismo, me parece que fue PPablo, pero no recibimos el documento  oficial de la OIT tratando sobre Cuba.

Van a decir que somos mal agradecidos, reconocemos lo que hicieron  e igual  sabemos que a nuestro nombre han participado donde no pudimos estar, la mayoría de las veces  sin conocer lo que se refería ni recibir los acuerdos y/o resoluciones emitidas por los mencionados organismos, lo cual no hemos dejado de expresar. Habría que preguntarse quiénes se han beneficiado. Sobrevivimos  gracias a la CNV,  hasta cuando  pueda.  Nos  comunicamos con las provincias por la gentileza de  ONG que nos recargan los móviles cuando hay ofertas y en ocasiones.

En su escrito sobre la Coalición pone en duda la existencia de los sindicatos, entre los cuales nos encontramos y ahora quieren representarnos. Entonces, hay sindicato o no?

Hacemos  gestiones para asistir al congreso de la CSA, pero  si no podemos ir lo consideramos  mejor, por no ser interés del CUTC pertenecer a una organización donde el Alba y   el contexto latinoamericano, impregnado de un socialismo que conspira contra nosotros se nos oponga. El análisis de los presidentes de dichas naciones, la mayoría es de izquierda, lo cual nos hace suponer, a priori, el poco interés y oposición que vamos a encontrar en el magno evento. Nos  interesa más la CSI, donde está representado el mundo y la CNV.

Sabe que  Coalición solicitó integrar la CSI, algo que necesitamos para que se conozca desde Cuba lo que acontece y pasamos los sindicalistas independientes, que el documento  de la STC pone en duda.

De momento, trabajamos en lo que sucede en nuestro contexto.

Esta carta es personal (del Dr. y mía) aunque tienen conocimiento de su contenido los miembros del Comité Ejecutivo y algunos delegados provinciales. Haremos una  oficial con la firma del  Comité Ejecutivo  que enviaremos oportunamente.

Saludos,



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...