lunes, 23 de enero de 2012

De preso común a “disidente huelguista”

Por: Aday del Sol Reyes

Medios de prensa occidentales acuden nuevamente a la mentira prefabricada, obviando toda ética periodística, para responder sumisamente a los intereses imperialistas contra Cuba.

Mientras en la Isla se da la noticia que solo en el 2011 se realizaron 183 trasplantes de riñón, hígado y de células hematopoyéticas gratuitamente, los buitres del imperio se esfuerzan en orquestar una campaña a favor de un preso común, a quien intentan convertir de un pestanazo en un “disidente huelguista” por medio de titulares malintencionados y la difusión de ese calificativo a través de las redes sociales.

La manipulación es tal que El País se tomó el trabajo de publicar un editorial donde califica al cubano Wilman Villar Mendoza como un “preso de conciencia” que murió debido a una huelga de hambre y pulmonía.

Por su parte, el periódico ABC dedicó un espacio al tema y lo manipuló al extremo de colocar una imagen de estudiantes de una escuela de arte con banderas cubanas como si estuvieran asistiendo al sepelio de Villar Mendoza. La verdad sobre el velorio y el entierro de ese recluso común fue publicada y graficada por blogueros y periodistas de  Santiago Cuba, quienes ofrecieron detalles del suceso, pero esa realidad es ignorada por la “gran prensa”.

¿Quién era Wilman Villar Mendoza? 
   
Wilman Villar Mendoza, natural de Contramaestre, Santiago de Cuba, había violado las leyes en Cuba. Cumplía sanción de privación de libertad desde el 25 de noviembre del 2011, por el delito de Desacato, Atentado y Resistencia a las autoridades del orden público que cumplían la orden de conducirlo a la estación de policía por agredir a su esposa y ocasionarle severas lesiones.

Para evadir la condena se vinculó a grupos opositores, que le hicieron creer que, convirtiéndose en disidente de la noche a la mañana, su caso iba a dar un giro político. Irónicamente su esposa también ha puesto su granito de arena en esta falsa. Fuentes cercanas a la familia le confiaron a blogueros cubanos que recibía un pago de $80 dólares por asumir una posición solidaria con su marido y asegurar que se encontraba en huelga de hambre.

La verdad de Cuba ha sido expuesta en una nota oficial del gobierno que ofreció abundantes pruebas y testimonios que demuestran que Villar Mendoza no era un “disidente” ni estaba en huelga de hambre.

Twitter manipulación

La manipulación se propagó igualmente a las redes sociales donde mensajes de tuiteros al servicio del imperio bajo el hastag #WMV demostraron, una vez más, su regocijo por la muerte de cualquier cubano que le sea útil a las campañas de difamación contra Cuba.

Comparación entre hastag #buitresUSA y #WVMComparación entre hastag #buitresUSA y #WVM

Los mensajes de las tiñosas de la ciberguerra contra la Isla fueron minimizados al publicarse la realidad  sobre el caso Wilman Villar Mendoza e imponerse el hastag #BuitresUsa con el que tuiteros revolucionarios, dentro y fuera de Cuba, promovieron por esa red social la verdadera causa de muerte del recluso común.

No es necesario que Cuba convenza a nadie sobre su probada humanidad, pero tampoco aceptaremos manipulaciones que intentan empañar el ejemplo que representa nuestro país ante el mundo.

Jamás permitiremos calumnias ni presiones del gobierno de un país que ostenta la escándalosa cifra de 46 millones de estadounidenses pobres, el registro más alto en 52 años. Estados Unidos viola, impunemente, sin que nadie ose condenarlo, el derecho internacional al mantener abierta en Cuba la prisión de Guantánamo, donde en sus diez años de existencia, han habido más muertes que detenidos juzgados.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...